Somos conscientes de que todos los estamos pasando mal, que es un momento difícil, que la incertidumbre, la inseguridad y el miedo nos golpean fuerte y tratan de apoderarse de nosotros.

No es fácil afrontar una situación así, no nos han preparado para ello, no ha habido ensayo, ni simulacro previo. Es una de esas situaciones, que la vida nos pone a veces, en las que no tienes más remedio que triunfar, porque es una cuestión de tiempo, pero vamos a triunfar.

Tenemos que sacar lo mejor de nosotros mismos, esforzarnos hasta límites insospechados, poner nuestra mejor cara ante la dificultad y seguir siendo profesionales.

Estas dos semanas, han sido durísimas, dos semanas en las que no ha habido un respiro.

En las que nuestros clientes han pasado de un movimiento frenético al más absoluto parón.

En las que nuestros chóferes nos llaman, cansados, derrotados, afectados por los malos tratos que reciben, por los tiempos de espera que deben sobrellevar, por los atascos, los controles, por lo complicado que es encontrar un sitio donde poder descansar, sin tan siquiera soñar que tenga los mínimos servicios.

En las que nuestros operadores están sufriendo muchísimo para hacer su trabajo. Porque a pesar del drama que estamos viviendo, o justamente por eso, hay personas/empresas que ejercen su posición de poder y su falta de responsabilidad y profesionalidad jugando con los transportistas. Faltando a su palabra, generando problemas y pérdidas de productividad a la ya maltrecha situación. Esta es la situación con la que bregan día a día, con el único objetivo y aliciente de seguir dando el mejor servicio a nuestros clientes, aún en las situaciones más anómalas y desconcertantes como ésta.

Como os decimos, han sido dos semanas durísimas y no sabemos las que nos quedarán. Y, sin embargo, no dejamos de sentirnos privilegiados por estar vivos, por estar bien, por aportar nuestro granito de arena en esta situación que nos está tocando vivir. Por saber que nuestro trabajo permite mantener una mínima actividad económica y un halo de esperanza en nuestra sociedad y lo más importante de todo, permite que tú puedas estar en casa, como debes, tranquilo y consciente de que no va a faltarte de nada. Porque nuestra motivación eres tú. #quedateencasa.

Artículo de opinión de Marisa Alonso, CEO de Navanor Logistics, en Negocios en Navarra:

https://www.negociosennavarra.com/por-nuestros-choferes/